lunes, 3 de noviembre de 2008

Competencias Docentes

Introducción

Educación. Cuando hablamos de ella, muchos son los conceptos, términos e inclusive elementos que vienen a nuestra cabeza. Cuando hablamos de ella, no solo hablamos de un colegio, un alumno, un profesor. No nos referimos tan solo a lápices, cuadernos y pizarrón; tampoco a las distintas asignaturas. Vemos siempre más allá de lo superficial, más allá de lo que se pueda palpar y mirar, más allá de la sala y del edificio en donde se desarrolla.

En el constante desarrollo del ser humano, la educación es la base primordial para que exista ese avance. No hay nadie que pueda escapar a este proceso, ya que desde muy pequeños tenemos educación. Sin darnos cuenta a nuestros primeros años de edad, somos parte de un complejo sistema social, que condiciona nuestra inserción en base a conductas simples, como el hablar, el saber caminar, el saber leer y escribir (entre otros), sin dejar de mencionar los valores éticos y morales, como la responsabilidad, el compañerismo, el espíritu solidario, y muchos otros sentimientos y conductas que nos hacen destacar en ella. Nuestros padres, son aquellos que nos preparan la base para participar de este mundo, pues en el hogar es donde nos comenzamos a desarrollar.

Si le damos un trasfondo a lo antes descrito, podremos decir de cierta forma, que nuestros padres, nos enseñan algunas habilidades que somos capaces de aprender y de mostrar a otros. También, nos ayudan a descubrir otras que tenemos “escondidas” y que probablemente nos ayuden a definir nuestras áreas de interés, como cantar o bailar. ¿Qué hace que nuestros padres nos quieran ayudar a desarrollar nuestras habilidades, cada día? ¿El lucro? ¿Una obligación? Quizás, en algunos casos, contados con los dedos de nuestras manos, pudiese ser así, pero ellos realizan esto por el amor que nos tienen. Ese es el motor que los lleva, a enseñarnos cosas y a desarrollar otras.

Habiendo descrito esto de una manera clara de entender, diremos que esas habilidades y enseñanzas que nos permiten llegar a la sociedad, de manera que nos podamos desenvolver en ella, son competencias; competencias que son entregadas con el fin de integrarnos a la sociedad, para lograr posteriormente discriminar actividades que puedan estar a fin con nuestros gustos e intereses. Sin embargo, ¿podremos llamarle a esto, "competencia"? Según el punto de vista de diversos autores, las competencias, son el resultado de mover todos los recursos, habilidades y saberes, para resolver un determinado problema. Quizás no podamos hablar de competencias en la infancia, pero si de un intento de nuestros padres en enfocar sus esfuerzos en nuestro desarrollo. Mas bien, podemos hablar de una configuración de nuestro, por así llamarlo, Sistema Operativo, aunque esto no condiciona el use de él, sino de las características que nos identifican.

Cambiando un poco nuestra visión y enfocando este punto de vista a las aulas, podríamos decir que el profesor es quién debe entregar a sus alumnos esas habilidades y valores, a través de su enseñanza y su administración del conocimiento, con el mismo fin que el de nuestros padres, insertarnos a la sociedad. Es así, como se repite el ciclo, que comenzó desde nuestra formación básica.

Pero, ¿A qué llamamos competencias y cual es el propósito de mencionarlo? ¿Quién habló de competencias, por primera vez? ¿Cómo se ha desarrollado este tema en nuestra educación? Son algunas de las interrogantes a las cuales se les tratará de dar una completa respuesta, que clarifique el concepto y logre dar una amplia visión del tema a desarrollar.
Origen de las Competencias

Para tratar de establecer de alguna forma el significado de un concepto tan multidimencional y de cierta forma vago, es necesario enfocarnos en lo orígenes que conducieron a la aplicación del concepto “Competencias”.

Es sabido que todas las sociedades del mundo se enfrentan a vertiginosos cambios sociales y tecnológicos. Mientras una característica del mundo actual es la creciente uniformidad ocasionada por la globalización económica y cultural, otra es la creciente diversidad social. Sin embargo aunque vivimos en un mundo globalizado, existen "entes" que se resisten al cambio y se afirman a la continuidad. Estos "entes", son aquellas personas que creen de manera fehaciente, en que las nuevas aplicaciones no surtirán ningún efecto, aferrándose únicamente a las ideas antiguas.

Al iniciar el siglo XXI, nos hemos visto enfrentados a cambios de valores a gran escala, inestabilidad de normas, importantes diferencias globales de oportunidades, exclusiones sociales, una mala distribución de los recursos mundiales, países en la extrema pobreza, conflictos globales, naciones volviéndose muy dependientes una de la otra; en fin, un siglo en donde un problema focalizado puede convertirse en una catástrofe mundial, es de cierta forma un efecto en cadena de sucesos por la gran interrelación económica existente entre nuestras naciones. Esto lo hemos visto en nuestro país en forma reciente, como una diversidad de problemas internos en el hasta entonces líder del Capitalismo, Estados Unidos. En los últimos días, su economía se debilitó, provocando un gran revuelo mundial. Este acontecimiento remeció todas las bolsas del mundo, lo que fue motivo de estudio y análisis para encontrar la forma de atacar el problema. Se causó pánico por el miedo a la recesión económica mundial y a que se desvalorizaran las monedas de papel. Entre los países más influyentes hubieron anuncios que llamaban a mantener la calma, incluso se llegó a pensar que este era el fin del Capitalismo, pero gracias a las medidas que se tomaron por los países miembros del G5 compuesto por España, Italia, Francia, Alemania y Reino Unido, y las principales economías emergentes del globo, se pudo estabilizar hasta el momento lo sucedido. Este es un ejemplo claro de nuestra interdependencia global.

Además de los cambios sociales y económicos que hemos experimentado, se han realizado cambios tecnológicos, los cuales permiten una evolución de nuestra forma de vida; destacamos que las barreras geográficas e idiomáticas (del idioma) no han representado ningún problema para la comunicación y las diversas formas de realizarlas, de compartir nuestras opiniones exponer nuestras ideologías y pensamientos, junto con la discusión de diversos puntos de vista, gracias a estos cambios, el contacto con otras personas de varados rincones del planeta, sea simplificado. También podemos decir, que estos cambios tecnológicos han sido precursores de la creación de nuevo conocimiento, y de la mantención de este propiamentetal, el cual se ha desarrollado en forma exponencial en las distintas áreas del saber. Cabe destacar, que la cantidad de información existente en la Red, permite el desarrollo de muchas áreas científicas y humanísticas, siempre y cuando esta sea veraz, puesto que en Internet, muy pocas veces podemos corroborar las fuentes de donde obtenemos la información. En este contexto de un mundo interdependiente, complejo y conflictivo, las competencias se vuelven cada vez más determinantes como inversión y valor importante para los individuos, como para las sociedades.

Las Empresas, como parte importante en todas las economías a nivel mundial, han observado que esta nueva realidad necesita nuevas soluciones prácticas y eficientes. Bien sabido es que la cantidad de recursos que obtienen ellas, se invierte en maquinaria nueva, para mejorar los estándares de construcción, calidad, alimentación etc. Debido a la modernización de ellas, las personas han debido aprender a ocupar esta nueva maquinaria, muchas veces, mediante capacitaciones que ofrece la compañía en la cual trabajan. Por este motivo, se ha incorporado el término de competencias en el ámbito empresarial, de forma prematura, ya que cada vez más, se necesita preparar a la fuerza laboral para soportar la creciente tecnologización de su medio de trabajo. Por su parte, este concepto en la educación, desde hace muy poco tiempo se esta utilizando e investigando. Creemos que es importante trabajar en este tema, de manera sistemática, puesto que puede traer muy buenos frutos tanto para profesores como alumnos. Aún así, podemos decir que este concepto a nivel educacional está en pañales.

Competencia es un concepto cuya aplicación en el medio empresarial se ha extendido e intensificado, en los últimos diez años. En el medio educativo, su aplicación supera las cuatro décadas, y en la Psicología Industrial su aplicación ha ido casi a la par con la incursión del mismo en el medio empresarial, desde finales de los años ‘70.

Las competencias (según el mundo empresarial), fundamentalmente, son las respuestas profesionales que una persona da a los requerimientos de su puesto de trabajo (un puesto de trabajo que está ubicado en una organización concreta, un sector o actividad determinada, un contexto social, político y económico concreto, etc.)


La síntesis de las definiciones de competencias efectuada por Pérez Escoda (2001) aporta aquellos elementos más destacables del concepto:

Ø "El concepto es aplicable a las personas" (individualmente o en forma grupal).

Ø "Implica unos conocimientos “saberes”, unas habilidades “saber hacer”, y unas actitudes y conductas “saber estar” integrados entre sí"

Ø "Incluye las capacidades y procedimientos informales además de las formales"

Ø "Es indisociable de la noción de desarrollo y de aprendizaje continuo unido a la experiencia"

Ø "Constituye un capital o potencial de actuación vinculado a la capacidad de movilizarse o ponerse en acción"

Ø "Se inscribe en un contexto determinado que posee unos referentes de eficacia y que cuestiona su transferibilidad"


Características de las competencias. Pérez Escoda (2001, 138).

Las competencias han ido evolucionando en su meta de dar respuesta a estos diversos requerimientos. Gonzi y Athnasou (1996) desarrollaron una clasificación de las diversas conceptualizaciones y modelos teóricos según su enfoque de respuesta a dichos requerimientos, clasificación que ha sido recogida por Echeverría (2002).

De tal manera, las primeras definiciones de competencias aludían a la capacidad de la persona para el desempeño de las actividades o funciones de su puesto de trabajo. Lo que dio lugar al enfoque de competencias centrado en la tarea.

En un siguiente momento se prestó atención a los rasgos y características del profesional excelente, aquel capaz de dar el máximo resultado en su actividad profesional, aquellas competencias que diferenciaban entre el profesional que cumplía con su tarea y el profesional que destacaba en dicho logro. En este nuevo enfoque centrado en el perfil no sólo se prestaba atención a la base técnica y profesional sino que se empezó a indagar acerca de las competencias clave, aquellas competencias dotaban de flexibilidad, capacidad de aprendizaje y superación, y todos aquellos rasgos que se estimaran necesarios para llegar a ser este tipo de profesional excelente.

Finalmente se ha llegado a conceptualizar un enfoque de competencia de naturaleza holística y compleja, cuyas diversas conceptualizaciones intentan recoger y abordar tanto los elementos de tarea, de excelencia profesional como de desarrollo y adaptación al entorno complejo y global en que se desarrolla la actividad profesional.

Competencias Profesionales en la Educación

Las competencias profesionales docentes surgen de la necesidad de la educación de adecuarse al gran cúmulo de información disponible gracias al avance de la tecnología, medios de comunicación y medios de comunicación e interacción mundial, sumado a la libre acceso, todos los cambios vividos y descritos antes han provocado en cierta forma la mutación continua de los métodos de enseñanza. Además de cierto modo la educación se ve presionada a satisfacer las necesidades y exigencias de las empresas, ya que son en ellas donde sus egresados desarrollarán actividades, y es más práctico para ellas exigir un perfil profesional con competencias necesarias desarrolladas para sus futuros trabajadores, esto tiene mayor relevancia tomando en cuenta las altas cifras de cesantía y que el poseer las exigencias empresariales es más apto, es más competente, y la educación debe servir a las empresas. Como el profesor representa un pilar fundamental en la educación, es en ellos en que se centra el cambio, la adaptación y evolución.

El creciente cúmulo de información y la omnipotencia de ella además de exigir nuevas competencias a los usuarios, nos pide nuevas funciones a los educadores, para que sus educandos sean capaces posteriormente de manejar las competencias básicas, y puedan seleccionar, analizar y posteriormente, utilizar dicha información, ya que el libre acceso a la creación y difusión de la información trae consigo algunos problemas, no existe un filtro para diferenciar lo verdadero de lo falso, simplemente porque es tal el cúmulo de información que es imposible su selección, pero esto también trae una ventaja, no existe censura, existe de cierta forma libertad de expresión. Considerando este aspecto, el docente se transforma en un administrador del conocimiento y esta en sus manos realizar la selección de lo que aprenderán los alumnos, en base a las necesidades y requerimientos de la sociedad en la cual están inmersos estos.

Aunque existe una gama de definiciones, aún no se llegado a un consenso de que es lo que realmente significa el término competencias; aunque esta palabra se utilice con mucha libertad, no se toma en cuenta todo lo involucrado en este concepto. Además, no existe aún una teoría clara y aceptada por todos, sin embargo, destacamos que se ha popularizado mucho, en febrero del año 2007, se propuso en la conferencia de José Moya la siguiente definición, que se acerca a las definiciones más influyentes:

¿Cuál es concepto Actual de Competencias (en educación)?

"Competencia es la forma en que una persona moviliza todos sus recursos para resolver una tarea en un contexto determinado, es decir no por mucho que una persona sepa es más competente; es competente cuando logra utilizar adecuadamente todos sus recursos y para una tarea concreta, no para cualquier circunstancia y no para cualquier tarea, también podemos ver otras definiciones de competencias básicas, algunas las más generalizadas dicen que "competencia es el conjunto de conocimiento, valores, actitudes, saberes que una persona posee", pero cuando una competencia se define así, se pierde lo esencial de la definición por que no cualquier conjunto de conocimiento genera una competencia, la competencia solo se obtiene cuando el conjunto se forma adecuadamente, es decir cuando las personas usan el conjunto adecuadamente. O sea, lo que hace a una persona competente es la forma en que utiliza todos sus recursos para resolver tareas definidos para contextos definidos"

Conferencia de José Moya, Universidad de la Palmas, 2007.

Competencias Básicas y Comportamientos

Generalmente encontramos las definiciones semánticas de las competencias básicas, es decir las características generales, en los anexos de los decretos, pero con eso no se consigue verlas, se necesita aclararlas mejor, se necesita desmenuzarlas y eso se comenzó hacer, se desmenuzaron las competencia en todos los comportamientos que conllevan, puesto que para yo entender bien la competencia, tengo que tener claro los comportamientos que unidos dan la competencia, es decir necesito tener claro como obtener la competencia, y esto es lo que los profesores deben tener en cuenta, por ejemplo los comportamiento asociados a la comunicación lingüística son dialogar, escuchar, hablar, conversar, vocabulario, leer y escribir, comportamientos que aislados tienen valor, pero en conjunto tienen más valor porque son una competencia.

La elección de las Competencias

Las competencias, al igual que las actitudes, no son potencialidades a desarrollar, porque no son dadas por herencia ni se originan de manera congénita, sino que forman parte de la construcción pertinente y persistente de la persona.

La construcción de competencias debe relacionarse con una comunidad específica, es decir, desde un entorno social, respondiendo a sus necesidades y de acuerdo con las metas, requerimientos y expectativas cambiantes de una sociedad abierta. Para elegir el núcleo de competencias básicas que se requiere construir, es necesario analizar y responder en forma realista las siguientes preguntas:

1.- ¿Cuáles son las competencias básicas y necesarias para obtener buenos resultados en la práctica profesional contemporánea?

2.- ¿Qué indicadores permiten elegir las competencias que se van a construir?

3.- ¿Cuáles son los medios más efectivos para construir competencias?

4.- ¿Cuáles son los medios más efectivos para comprobar que los alumnos han construido estas competencias?

El proyecto ALFA Tuning – América Latina surge en un contexto de inmensa reflexión sobre educación superior tanto a nivel regional como nacional. Hasta el momento Tuning había sido una experiencia exclusiva de Europa, un logro de más de 135 Universidades Europeas que desde el año 2001, llevan a delante un inmenso trabajo, la comunidad de América se une al proyecto en la Primera Reunión General del Proyecto llevada a cabo en Buenos Aires, en marzo de 2005, la reunión de cierre del Proyecto se realizó en la Ciudad de México en el mes de febrero del 2007, y los grupos de trabajo en consenso elaboraron la lista de competencias genéricas que son:

  1. Capacidad de abstracción, análisis y síntesis.
  2. Capacidad de aplicar los conocimientos en la práctica.
  3. Capacidad para organizar y planificar el tiempo.
  4. Conocimientos sobre el área de estudio y la profesión.
  5. Responsabilidad social y compromiso ciudadano.
  6. Capacidad de comunicación oral y escrita.
  7. Capacidad de comunicación en segundo idioma.
  8. Habilidades en el uso de las tecnologías de la información y comunicación.
  9. Capacidad de investigación.
  10. Capacidad de aprender y actualizarse permanentemente.
  11. Habilidades para buscar, procesar y analizar información procedente de fuentes diversas.
  12. Capacidad de Crítica y autocrítica.
  13. Capacidad para actuar en nuevas situaciones.
  14. Capacidad creativa.
  15. Capacidad para identificar, planear y resolver problemas.
  16. Capacidad par tomar decisiones.
  17. Capacidad de trabajo en equipo.
  18. Habilidades interpersonales.
  19. Capacidad de motivar y conducir hacia metas comunes.
  20. Compromiso con la preservación del medio ambiente.
  21. compromiso con su medio socio-cultural.
  22. Valoración y respeto por la diversidad y multiculturalidad.

El profesor actual debe ser capaz de adaptarse a los continuos cambios, ya que ellos son un factor importante y decisivo a considerar puesto que esto determinará el éxito de los alumnos, independiente de su condición económica.

Escolano Benito (1996: 44-46), al definir la profesión docente, lo hace en torno a tres papeles básicos:

"El primero es un papel técnico, que permite identificar a los docentes como expertos habilitados para guiar el aprendizaje de los alumnos conforme a determinadas reglas metódicas de reconocida solvencia. Este papel ha ido incorporando algunas funciones que desbordan la docencia clásica, como las relacionadas con la tutoría, la gestión didáctica y la innovación. Su identidad se define por una tarea de claro matiz tecnológico según la cual el profesor sería un ingeniero de la instrucción".

"El segundo papel se asocia a los aspectos éticos y socializadores de la profesión. El docente es un agente de primer orden en el proceso de socialización metódica de los menores en el tejido social. Los valores, actitudes y otras pautas de conducta que exhibe o vehicula constituyen un marco de referencia normativo para las personas en formación. Por otra parte, como juez evaluador, el docente desempeña una función fundamental de control social, al legitimar a través del sistema de exámenes, calificaciones y grados los prerrequisitos del orden meritocrático e influir en las estrategias de reproducción, movilidad, igualitarismo y compensación".

"Finalmente, el tercer papel del profesor se vincula a la satisfacción de las necesidades de autorrealización de los individuos en formación y de sus demandas de bienestar. Este papel enlaza con algunas tradiciones bien enraizadas en el mundo pedagógico, como las que enfatizan el papel del docente como preceptor, partenaire o terapeuta".

Como Existe tanta información es imposible que alguien pueda poseerla toda, incluso acerca de un tema específico, es aquí donde nace una nueva alianza entre tecnología y educación.

La tecnología capaz de almacenar inmensos cúmulos de información dando la posibilidad de hacerlo a través de diversas formas, en forma de texto, audio, imágenes y video. También entrega las herramientas para hacer posible la difusión de la información para llegar a un alumno o publicarlo al resto del mundo.

El docente, con la capacidad de seleccionar, analizar, organizar y diseñar y gestionar sus recursos, adecuados para el tipo específico de estudiante al que va dirigida la información.

El profesor no debe competir con los medios tecnológicos puesto que el almacenar información ya no es valorado, sino el tener la capacidad de procesar esta, es por ello que el profesor pasa de ser una fuente omnipotente del conocimiento, ahora pasa a ser guía de esta, tampoco debe competir con las otras fuentes de información, más bien debe convertirse en elemento aglutinador y analizador de la información, un buen administrador de los medios a su alcance, y desde esta orientación dinamizar el aprendizaje del alumno. Ser una ayuda eficaz para la gestión de la información que aceleradamente se genera en la sociedad de la información y la comunicación con las Nuevas Tecnologías.

Desde esta perspectiva se depende de un cambio importante en el papel del docente que pasará de expositor a guía del conocimiento y en última instancia ejercerá como administrador de medios.

El profesor ya no actuará como instructor, sino como mediador, pondrá énfasis en el aprendizaje, diseña y gestionará sus propios recursos, utilizará el error como fuente de aprendizaje, además deberá poseer las competencias básicas en el manejo de los medios tecnológicos.

El alumno por su parte también se verá enfrentado a importantes cambios, ya no será el receptor pasivo de conocimientos, sino será una gente activo que será capaz de investigar en la diferentes fuentes de información, seleccionando y analizando el contenido de esta, bajo la tutoría del profesor, teniendo la libertad de cuestionar aquello que es a su juicio innecesario y negociando con el docente aquellos contenidos considerados menos importantes para dar paso a los que deberían darle mayor importancia y profundidad.

Competencias Docentes

Antes de establecer competencias para el profesorado matemático, se debe aclarar que éstas deben estar incluidas en la formación de dicho profesor ante una eventual práctica profesional. Es importante recalcar que la base que adquiera durante su enseñanza universitaria, influirá en sus metodologías de trabajo. Pero hay que tener en cuenta que la mayoría de las competencias, se adquieren mayoritariamente en el periodo de trabajo profesional ejercido. Esto, ya que experimenta los cambios de la sociedad, con mayor fuerza que en el aula donde el estudia, ya que estando inserto en el medio social es capaz de moldear y planificar de forma estructurada, la manera de proceder en la enseñanza. Es fundamental que el profesor, tenga clara su planificación de actividades, para mostrar debilidad frente a sus alumnos y no termine transformándose solo en una persona más dentro de la sala. En algunos casos, el profesor llega a ser solo un estante o una mesa, puesto que no es capaz de controlar a sus pupilos. Ahora bien, todos entendemos que en la formación entregada por la universidad se incluye la práctica. El fin de ésta, es lograr que el futuro profesor no llegue al ejercicio de su rol solo con conocimientos teóricos y así pueda desempeñarlo. Agreguemos a esto:

  1. La necesidad de conocer la evolución de las distintas áreas de la educación a medida que han ido pasando los años. Con esto nos referimos, a todos los cambios en los sistemas pedagógicos a nivel mundial desde los primeros estudios realizados a la fecha, puesto que algunas teorías han quedado obsoletas, y no tiene caso aplicarlas.
  2. El conocer a fondo el trabajo realizado por otros docentes para compensar la creciente transformación de la sociedad, en el aula. Por ejemplo, conocer la historia de trabajo de Profesores como Andrés Bello, Amanda Labarca, Enrique Molina, etc. nos da grandes ideas de como moldear ese trabajo para tomar algunas metodologías y aplicarlas en la sala de clases, modificándolas para compensar la barrera temporal entre ellos y nosotros.
  3. La adaptación del profesor a los cambios tecnológicos y sociales reflejados en cada época. Es decir, la implementación de la tecnología en las salas de clase y como esto a mejorado de sobre manera la calidad de vida de las personas.
  4. La evolución de las mallas curriculares de los establecimientos educacionales junto con la evolución de las ideas de los establecimientos. Antiguamente se enseñaba hasta costura en los establecimientos. Hoy en día pocos centros educacionales cuentan con una malla curricular de ese nivel, puesto que estos se adaptan a las tendencias actuales, las cuales son impulsar las áreas del conocimiento, antes que las distintas habilidades manuales y de trabajo de los alumnos.
  5. Conocer la realidad social, cultural, moral e intelectual del establecimiento. No podemos enseñar doctrinas Mormonas, en un colegio de carácter Católico. Debemos siempre conocer el terreno que estamos pisando para realizar las clases. Nos debemos atener a las normas del establecimiento en ese sentido. Lo que no nos puede controlar este, es la idea de las metodologías de enseñanza, puesto que estas son propias de cada profesor.

Una de las fundamentales competencias que debe adquirir un profesor, es sobre la enseñanza y el aprendizaje. Un profesor debe ser capaz de trasmitir sus conocimientos de manera precisa y consistente. Refiriéndonos a este punto diremos que se incluyen varias preguntas como:

  • ¿Qué debe enseñar un profesor?
  • ¿Cómo debe enseñar un profesor?
  • ¿Por qué debe enseñar un profesor?
  • ¿Para qué debe enseñar un profesor?
  • ¿Cuál es el mejor método que puede utilizar para enseñar?
  • ¿Qué puede lograr un profesor con su enseñanza?
  • ¿Qué resultados espero con mi enseñanza?
  • ¿Cuál es el mundo que enfrentarán los alumnos?
  • ¿Serán capaces los alumnos de cumplir las exigencias de esta sociedad?

Estas interrogantes refuerzan el trabajo del educador, ya que la respuesta a estas preguntas, propone diferentes metas a cumplir, lo que establece una base para la creación de competencias en los alumnos, además de demostrar de forma clara que el profesor también las posee. El trabajo de planificación realizado por el maestro del aula, demuestra su compromiso con la educación y su vocación por la pedagogía.

A la hora de responder estas preguntas, juega toda la creatividad del profesor, los conocimientos adquiridos durante su formación, la inteligencia para establecer su propio programa de trabajo y la distribución de tiempos para lograrlos y el empleo de las tecnologías que ofrece el establecimiento junto con el aprovechamiento de sus espacios, llámense estos biblioteca, sala de estudios, sala de computación, salón de actos, etc. En fin todos estos elementos nombrados anteriormente marcan la pauta de un docente altamente capacitado para enseñar y que ha construido férreamente sus competencias.

Para verificar y observar que el alumno ha aprendido los conocimientos entregados, a parte de obtener ciertas habilidades que le permitan seguir desarrollándose en distintas áreas de su vida, el docente posee un método para recabar información que le permita identificar las debilidades y fortalezas de sus alumnos, en lo enseñado. Las evaluaciones.

Las evaluaciones, en sus múltiples formas, permiten ver si el profesor ha cumplido su objetivo primario de enseñanza y su objetivo transversal. La importancia de las evaluaciones recae en la idea de saber si el alumno es capaz de seguir y seguir avanzando niveles en la escala del aprendizaje, para poder aumentar cada vez más sus competencias y el nivel de ellas, puesto que la sociedad comienza a exigir cada vez más, profesionales capacitados para todo tipo de áreas. Es decir, ya no se esta requiriendo gente que sepa hacer una sola cosa, sino que sepa hacer muchas. Como anteriormente dijimos, los criterios de evaluación de un profesor, debieran ir acorde con lo exigido. Ejemplo; Muchas veces se les pide a los alumnos que averigüen sobre algún tema determinado y al averiguarlo inmediatamente se contempla un certamen de la materia. De ser así, el alumno solo se concentraría en responder a la realización del trabajo, por el motivo de cumplir con las tareas impuestas por su profesor, para aprobar el certamen. Sin embargo, la idea de un trabajo de investigación, es la observación de los análisis que hacen los alumnos al respecto del tema, la recopilación de información de diversas fuentes, y la capacidad de criticar algunos enfoques de los autores, de los cuales averiguo. En síntesis, la capacidad investigativa de los alumnos. Es por motivos como este, que el docente debe saber que tipo de evaluaciones debe utilizar para cada elemento a analizar, y observar si su alumno aprendió lo que se le estaba requiriendo. También una de las ideas de las evaluaciones, es la diagnosticación de errores. Esto permitirá reforzar de mejor manera, lo que los alumnos en la primera oportunidad no lograron internalizar, adoptando las medidas que el docente estime convenientes para lograrlo y siempre basado en sus experiencias anteriores y su conocimiento. Otro importante y eficiente método de evaluación, es la evaluación con los pares. Es siempre provechoso que los alumnos compartan sus inquietudes, ideas, cuestionamientos entre ellos. Esto puede resolver sus dudas y enseñarles otro tipo de lecciones, pero también se parte de la base de que les ayuda a interrelacionarse como compañeros, con el propósito de comprender el tema que están viendo. Remueve la timidez y enseña a afiatar sus conocimientos para con los demás, de manera de ser capaz de compartirlos.

Podemos sacar en limpio lo siguiente: El profesor debe cumplir un rol de guiador más que de ser, solo la persona que traspasa conocimiento; involucrarse con ellos y sentirse parte de su mundo. Muchas veces los profesores cometen el error de mirar en menos a los alumnos... pero debemos recalcar, que todos partimos aprendiendo desde lo básico hasta lo más complejo, y aún así continuamos en constante aprendizaje. Jamás dejaremos de aprender cosas nuevas, y herramientas que nos permitan mejorar nuestra calidad de vida, en base a experiencias.

Competencias del profesor de matemáticas

Las competencias de un docente matemático no se diferencian mucho comparándolas con las de un docente normal, pero si se establece la gran diferencia con ellos en la metodología de la enseñanza, es por esto que las competencias de un profesor de matemáticas son las siguientes:

  1. Enterarse e investigar todos los avances en cuanto a educación matemática, además de enterarse año a año sobre los avances de las mallas de matemática tanto del gobierno como del establecimiento donde ejerce su profesión, para así, lograr una organización del trabajo de manera más eficiente.
  2. Comparar su trabajo con el de sus compañeros docentes de la misma área para lograr una retroalimentación y así planear de mejor manera el trabajo a realizar con los alumnos
  3. Como profesor de matemática, debe actualizarse cuantos a las nuevas tecnologías que ayudan a complementar un mejor enseñar en el aula de clases, para así captar la atención de los alumnos.
  4. Adaptarse al medio en el que se encuentra para captar lo que rodea al profesor y utilizarlo en pro de sus metodologías de trabajo, además de utilizar materiales, tecnologías, etcétera, que el colegio o establecimiento le pueda facilitar, y así, poder tener una mayor atención por parte de los alumnos y lograr que estos capten las ideas dichas por el profesor y adquieran el conocimiento que se les enseña.
  5. El docente matemático debe saber cuando un grupo de alumnos puede avanzar al siguiente nivel para seguir aumentando esa inteligencia y el alumno adquiera una mayor cantidad de conocimientos que le ayuden a adquirir ciertas competencias para desempeñarse en un ambiente social y laboral.
  6. El docente matemático debe ser competente para evaluarse asimismo, para tomar las decisiones mas adecuadas para un trabajo mas completo. además debe ser competente para programar su propio trabajo y aquí entra la acción con los demás compañeros de trabajo, porque puede planificar su trabajo con ellos y hacer más didáctica una clase.

Conclusión

Cuando hablamos de competencias, estamos observando de un término algo fresco y nuevo que está comenzando a dar frutos en el área de educación. Se destaca que el nexo del cual se esta tomando, proviene del mundo empresarial, sin que ella este al servicio de la educación. Como todos sabemos, la educación se pone al servicio de ellas, por así decirlo, puesto que ella es quién prepara a los profesionales del mañana. Los Profesionales del mañana, son aquellos alumnos que pasarán por nuestra vida de profesores de matemática y absorberán todas nuestras enseñanzas. Es importante dejar claro este punto, puesto que nosotros los profesores crearemos las habilidades necesarias para que los alumnos, sean capaces de insertarse y ser completamente útiles a un medio económico capitalista y que requiere de profesionales adaptables a cualquier exigencia.

Como resultado de nuestro estudio, y recalcando que el término competencias, está aún naciendo en el ámbito educativo, no hay una definición exacta que permita determinar lo que realmente significa el concepto. Está claro que existen muchos estudios al respecto y que los educadores han centrado todo su esfuerzo en reproducir rápidamente este tema, sin embargo, el concepto aún es vago. Es por esta razón que quisimos darle un significado, y aventurarnos a algo que permita bajo nuestros propios parámetros definir el término competencia:

"Las competencias en educación se valoriza principalmente en el profesorado, es decir, es el profesor quien debe ser competente para implantar una buena educación. La competencia del profesor, abarca una gran variedad de actitudes que debe poseer este, vale decir, la forma de ser de un profesor debe ser adecuada y adaptarse a una gran gama de contextos, ya sean, económicos o sociales, y es en este caso donde se debe establecer la diferencia entre el contexto del colegio y del alumno.

La competencia para un profesor también es abarcada por la creatividad, para así, captar la atención del alumno y desarrollar en el la capacidad de seguir aprendiendo y no solo con la ayuda de un guía o tutor (que también es parte del trabajo de un profesor), sino que el estudiante posea la habilidad de aprender sin la necesidad de escuela y con esto encontrar mayores opciones en el ámbito laboral. Además la creatividad ayudara al profesor a desarrollar en si mismo la capacidad de salir de situaciones que le pueden complicar el enseñar.

En fin, las competencias en la educación apuntan principalmente al profesorado y se entiende como todo aquello que el profesor debe conocer para lograr la transmisión de conocimientos hacia sus alumnos adecuada, además se comprende por todo aquello que rodea al profesor para que este lo tome y lo utilice como medio de propagación del conocimiento y lo transmita a sus estudiantes". Esto es para nosotros, lo que significa en parte el concepto de las competencias en la Educación.

Ahora bien, realizamos un pequeño análisis de la situación en Chile con respecto al tema educacional, y a la sociedad en la que estamos viviendo, y conjeturamos algunas ideas, que vale la pena mencionar.

Es bien sabido que estamos en un mundo globalizado, y que además posee tecnología que realmente asombra. El solo hecho de pensar que el hombre ha superado las barreras de la comunicación, es un hecho sin precedentes. Un mensaje ya no demora lo que demora en viajar una carabela, o en avanzar un caballo. Estamos hablando de poder relacionarse de manera abierta con personas de cualquier parte del planeta, sin la necesidad de estar juntas unas con las otras. También, como ya hemos dicho anteriormente en el trabajo, la cantidad de información que se posee a través de la Internet, es impresionante. Podemos conocer cualquier tema con solo hacer un clic en nuestro computador. Independiente de que la información sea veraz y confiable, es visible solo con accesar un par de datos en una búsqueda por la red, y ya podemos leer y avanzar dentro de cualquier tema. Pero esto, ¿Puede acarrear consecuencias graves que afecten a la educación?. Creemos que sí, por el siguiente motivo:

"Cada vez más, se incorpora la tecnología al aula, fomentado siempre por el afán de modernizar todo el sistema educativo y mejorar la capacidad de aprendizaje. El profesor debe ajustarse a las exigencias tecnológicas que les otorga la sociedad, y como bien sabemos, una gran parte del conocimiento se encuentra en la Internet.

Las clases se están tratando de hacer online, es decir, la incorporación de la Internet a la enseñanza nos permite tener clases con algún profesor, que se encuentre enfermo o que por un determinado motivo, no se pueda reunir con sus alumnos.

Ahora bien, es sabido por el tema de las competencias, que el profesor es ahora un administrador del conocimiento, pues es quien selecciona la información, la codifica y la entrega a sus alumnos entregando más herramientas, para que puedan desarrollar diversas competencias.

Sin embargo, a medida que el tiempo avanza, crece la tecnología y se intensifican los esfuerzos por incorporarlas al aula, la autoridad del profesor, a nuestro parecer, se esta viendo consideradamente deteriorada. ¿Y por cual motivo? muy simple. El alumno puede aprender todo por sí mismo, ya que la cantidad de información es tan grande, que él puede desarrollar habilidades investigativas, estimar conocimientos, aproximar conjeturas, con solo un clic. En el fondo, el profesor ya no es la figura que posee el conocimiento, sino que se transforma en un administrador del conocimiento. Pero, la incertidumbre más grande es, que pasará con el profesor.

Muchos de los profesores, ya ni siquiera estudian por su parte, ni buscan maneras de desarrollar el conocimiento en base a su experiencia en el aula, sino que recurren a la Web; con solo accesar www.google.com, escribir unos cuantos parámetros para búsqueda, pueden obtener una clase magistral, para sus alumnos sin la necesidad de realizar ellos su trabajo de crear el mejor método para el aprendizaje, en su asignatura. En el fondo no es solo un método de clasificar la información para que el alumno. Podemos obtener pruebas, guías, estudios, etc. Y el profesor se continúa desperfilando. Lo que queremos explicar realmente, es que a medida que aumenta la tecnología, aumentan también las comodidades en muchas tareas y al final, la única parte del cuerpo que estamos ejercitando, es nuestro dedo.

Pero, de que la situación no se mantenga, esta en cada uno. Es bueno no resistirse al cambio y evolucionar de la mano con la sociedad, pero creemos que en el caso de la información no lo es ya que para esos profesores que solo calientan el asiento, promueve la flojera y la desfocalización del objetivo que realmente importa, formar personas.

La sociedad del conocimiento, consume y disminuye cada vez más la capacidad cerebral de las personas. Todo el conocimiento esta en la red almacenado y mucha gente piensa que ya no es necesario hacerlo crecer ni trabajarlo, se estanca solo en ello.

Las competencias de un docente en cualquier área, son importantes, pues ellas determinan la calidad del profesor y la calidad de su enseñanza. Además de determinar, sin duda alguna, la calidad de los alumnos, de los profesionales del mañana, con las competencias adquiridas, y preparados para enfrentar al mundo actual."

Creemos que con el correr de los años, la implementación de este concepto, su estudio y su posterior aplicación en el aula, podríamos obtener resultados realmente fascinantes, que nos lleven a mejorar la calidad de las personas y que mejoren el mundo en el que vivimos. Independientemente de que sea mejor para las empresas, lo mejor para la sociedad, es un inyección de anticuerpos que logre mejorar, el cuerpo enfermo, que es la sociedad. Las personas cada vez más se deshumanizan, todo está más frío que años atrás. Mucha Violencia, mucho robo, mucho abuso de los derechos humanos. Simplemente esta en la base de nuestra sociedad, la capacidad para formar personas, que no caigan en este juego y se consuman por el cáncer social. Esto, esta en la educación.
Bibliografía:

Perfil del profesorado del siglo XXI, Ricardo Fernández Muñoz.

Revista de Tecnología Educativa, Volumen 3. Número 1

La educación Basada en Competencias Yolanda Argundín.


Características de las competencias. Pérez Escoda (2001, 138).

La formación inicial del profesorado de Matemáticas, Castro Urdiales.

Desarrollar Competencias. Un desafío de los Docentes de Primaria, Carlos Muñoz Labra.

SEMEIJN, J. et al. (2005): “Competence Indicators in Academic Education and Early Labour Market Success of Graduates in Health Sciences”. Maastricht: Research Centre for Education and the Labour Market.

Linkografía:

http://secretosenred.com/articles/5487/1/COMPETENCIAS-HACIA-UN-ENFOQUE-UNIFICADO/Page1.html